Desplaza hacia abajo para ver una traducción en español.

Although most students are aware of the English Learners Development (ELD) program here at M-A, few know of the Limited English Proficiency (LEP) history programs at M-A. The program is taught by several teachers including Linda Shloss and Adriana Stone, who teach LEP Modern European history (MEH); Cameron Rowland, who teaches LEP United States history; and Alan Perry, who teaches LEP Government and Economics. Because the LEP program serves students taking English Language Development (ELD) classes in levels one to three, there is a wide range of English proficiency. For students who have either lived in the United States for several years and for those who moved to the US in the past few weeks, the classes aim to build community in a massive school where new, non-English speaking students may feel overlooked. However, Rowland explained that one of his main debates is, “Are we building a community as a school, or are we building another sub-community?”  

Rowland felt that whether or not to have LEP history classes was complicated because “Usually students [English speaker and non] should be together in classes; that’s how they learn from each other, that’s how they get to know each other. I do, however, think there is some need for the classes just because the language needs at M-A are so varying across the board.”

 Perry thought that these classes were needed because with LEP students, “there’s usually a loss of background knowledge.” He said, “For instance, when talking about government, more attention needs to be paid to building background information on the Revolutionary War and the setting up of the Constitution.” 

Perry teaches LEP Government and Economics.

Within each history class, there are individual struggles in teaching that certain subject. Perry noted that most of the students “come from a country where there is a democracy, but those democracies are fundamentally corrupt. Giving the idea of what a democracy should be versus how it works based on previous experiences is awesome.”

In MEH, Stone said that many of her students “learned for the first time where Europe is on a map in my class.”

More struggles students face come from the education they received in their native countries. Many students went years with gaps in their education; some hadn’t been in school from 3rd grade before coming to M-A. Stone had a student who “went up to 3rd grade in his country of origin and then came here, so he went 6 years without schooling.” Some teachers believe the gap in schooling would warrant added support in terms of LEP classes to make up for less time in formal school settings. 

LEP classes also don’t follow M-A’s traditional grade-level history classes. For example, a 10th grader may not necessarily take MEH. Perry shared that he had a student from the Kingdom of Tonga who had already taken economics in Tonga; the student took government for a semester before taking another class next semester instead of economics. 

Rowland explained that teaching an LEP class is “one of the hardest classes I’ve had to teach because we don’t even think about how much we default to English just in terms of directions. So you need to re-adjust your teaching method.”  He notes how he often begins lessons in English and goes back into translating to Spanish as necessary.

Stone had a similar method of bridging the gap, and said that she would begin by teaching something in English, and if she sees looks of confusion in her student’s faces, she would go back and clarify what she said in Spanish.

However, even the fallback to Spanish can be a problem due to students in classes speaking other languages, Perry said. “My experience is if you have 25 kids in an LEP class, 20-22 will speak Spanish, then there will be one or two Tongan speakers, and then one speaker of another language like Farsi or Vietnamese.” 

The strongest argument in support of LEP classes in addition to the educational advantages are the added benefits of community to students. Stone tries to relate her own experiences of immigrating from Mexico to students to foster community.

Rowland explained that just having a separate class of students learning English brought community on itself. He explained how he “just got a new student from Nicaragua and paired her up with one of my other students on her first day, now I see them walking around together all the time and she showed her where her classes are.”

Spanish Translation:

Aunque que casi todos los estudiantes están conscientes del programa de el Desarrollo de Aprendientes de Inglés, pocos están conscientes del programa de Dominio Limitado del Inglés (LEP) en M-A. El programa está enseñado por varios maestros incluyendo Linda Schloss y Adriana Stone, quienes enseñan historia europea moderna LEP; Cameron Rowland, quien enseña historia estadounidense LEP; y Alan Perry, quien enseña gobierno y economía LEP. Porque el programa de LEP sirve a estudiantes tomando las clases de Desarrollo de Aprendientes de Inglés en los niveles uno a tres, hay una amplia gama de proficiencia en inglés. Para los estudiantes que ya han vivido en los Estados Unidos por varios años y para los se mudaron recientemente, las clases aspiran a crear una comunidad en una gran escuela donde estudiantes que no hablan inglés sienten aislados. Sin embargo, Rowland explicó que uno de sus debates principales es si “¿estamos construyendo una comunidad como una escuela, o estamos construyendo otra subcomunidad dentro de la escuela?”

Rowland sentía el tema de tener clases de historia LEP era complicado por que “Normalmente, estudiantes [que son hablantes de inglés y no] deben estar en clase juntos, así es como aprenden de uno al otro. Sí creo que hay necesidad de las clases porque los requisitos de idioma son tan variados a través de M-A.”

Perry pensaba que estas clases eran necesarias porque con estudiantes LEP, “usualmente hay una pérdida de conocimiento del contexto.” Describe, “por ejemplo, cuando hablamos de gobierno estudiantes necesitan poner más atención a temas como la guerra revolucionaria y la escritura de la Constitución.”

Dentro de cada clase de historia vienen desafíos individuos. Perry señaló que casi todos los estudiantes “vienen de un país donde hay una democracia, pero esas democracias son fundamentalmente corruptas. Dando la idea sobre lo que debe ser una democracia contras como sirve basado en experiencias previas es asombroso.”

En historia moderna de Europa, Stone dice que varios de sus estudiantes “aprendieron dónde Europa estaba en el mapa por la primera vez.”

Spanish Translation:

Aunque que casi todos los estudiantes están conscientes del programa de el Desarrollo de Aprendientes de Inglés, pocos están conscientes del programa de Dominio Limitado del Inglés (LEP) en M-A. El programa está enseñado por varios maestros incluyendo Linda Schloss y Adriana Stone, quienes enseñan historia europea moderna LEP; Cameron Rowland, quien enseña historia estadounidense LEP; y Alan Perry, quien enseña gobierno y economía LEP. Porque el programa de LEP sirve a estudiantes tomando las clases de Desarrollo de Aprendientes de Inglés en los niveles uno a tres, hay una amplia gama de proficiencia en inglés. Para los estudiantes que ya han vivido en los Estados Unidos por varios años y para los se mudaron recientemente, las clases aspiran a crear una comunidad en una gran escuela donde estudiantes que no hablan inglés sienten aislados. Sin embargo, Rowland explicó que uno de sus debates principales es si “¿estamos construyendo una comunidad como una escuela, o estamos construyendo otra subcomunidad dentro de la escuela?”

Rowland sentía el tema de tener clases de historia LEP era complicado por que “Normalmente, estudiantes [que son hablantes de inglés y no] deben estar en clase juntos, así es como aprenden de uno al otro. Sí creo que hay necesidad de las clases porque los requisitos de idioma son tan variados a través de M-A.”

Perry pensaba que estas clases eran necesarias porque con estudiantes LEP, “usualmente hay una pérdida de conocimiento del contexto.” Describe, “por ejemplo, cuando hablamos de gobierno estudiantes necesitan poner más atención a temas como la guerra revolucionaria y la escritura de la Constitución.”

Dentro de cada clase de historia vienen desafíos individuos. Perry señaló que casi todos los estudiantes “vienen de un país donde hay una democracia, pero esas democracias son fundamentalmente corruptas. Dando la idea sobre lo que debe ser una democracia contras como sirve basado en experiencias previas es asombroso.”

En historia moderna de Europa, Stone dice que varios de sus estudiantes “aprendieron dónde Europa estaba en el mapa por la primera vez.”

Más desafíos que los estudiantes experimentan vienen de la educación que recibieron en su país nativo. Varios estudiantes duraron años con brechas en su educación, algunos no habían asistido la escuela antes de venir a M-A desde el tercer grado. Stone agregó que tuvo un estudiante que “asistió [la escuela] hasta el tercer grado en país de origen y luego llegó aquí; entonces tuvo seis años sin asistir la escuela.” La brecha en la escuela garantizaría apoyo adicional como lases LEP, creen algunos maestros.

Classes LEP tampoco siguen los niveles de grados tradicionales de clases de historia en M-A. Por ejemplo, un estudiante de séptimo grado no necesariamente tomará historia europea moderna. Perry compartió que él tuvo un estudiante de el Reino de Tonga quien ya había tomado economía en Tonga; el estudiante tomó gobierno por un semestre antes de tomar otra clase de economía el próximo semestre.

Rowland explicó sobre enseñando su clase de LEP, “es una de las clases más difíciles que he tenido que enseñar por que ni pensamos sobre cuanto regresamos al ingles en solo términos de direcciones. Entonces, necesitas ajustar tu método de enseñanza.”

Sin embargo, incluso el regreso al español puede ser un problema por los estudiantes en las clases que hablan otros lenguajes. Perry dice: “mi experiencia es que si tienes 25 niños en una clase LEP, entre 20-22 van a hablar español, uno o dos de Tonga, y un hablante de otra lengua como farsi o vietnamita.”

El argumento más fuerte apoyando las clases LEP en adición a las ventajas educacionales son los beneficios agregados de comunidad a los estudiantes. Stone intenta relacionar sus propias experiencias de inmigración de méxico a estudiantes para formar comunidad.

Rowland explicó que con solo tener una clase separado de estudiantes aprendiendo inglés trajo una comunidad en si misma. Explicó como “recientemente conoció a un estudiante de nicaragua y la emparejó con uno de sus estudiantes en el primer dia, ahora las ve caminando juntas todo el tiempo y hasta le enseñó dónde estaban sus clases.”

Leave a Reply